Los humedales de la costa árida-semiárida del Pacífico sudamericano conforman una preciosa cadena de sitios de gran valor ecológico, con altos niveles de endemismo y de vital importancia para numerosas especies de aves.